Katherine Alvarado cobra tiro libre directo a portería y Hope Solo se cuelga del balón, salvando a su equipo.