La fiera herida por dos derrotas seguidas se enfrentará a un rebaño sangrado y el Gullit se reencontrará por primera vez con sus ex-compañeros.