Contragolpe fulminante de Australia donde agarra mal parado a Brasil, remate de Greg Giovenali que le pasa al portero entre las piernas y el balón se va al fondo de la red.