Horarios

Puedes imaginar que pasaba por las cabezas de Horacio Llorens y Hernán Pitocco cuando soñaron el truco de la catapulta saltando desde un globo de aire caliente a 5.000 metros en una estación de esquí en los Pirineos.