El partido era muy malo, pero igual encontraron algo en que entretenerse, disfrutar y festejar algo. ¡Imperdible!