Tan solo le tomó dos asaltos a César Soriano para enviar a la lona a Martín Escamilla y llevarse el triunfo de la noche en peso ligero.