El técnico del Sevilla apela al mismo espíritu de San Mamés.