Pablo Zabaleta falló un gol que era seguro cuando ya había vencido al portero del Crystal Palace.