El destino de Van Gaal con los “Red Devils” está sellado para el próximo torneo, pues sus malas actuaciones lo han convertido en el Enemigo Público Número Uno del equipo al que dirige, el Manchester United.