Tal vez Miguel Herrera debería tomar algunas clases de control de la ira, pues cuando el “Piojo” es incapaz de contener su rabia, se convierte en su alter ego “PioHulk”.