James y Bryant se vieron las caras por útima vez.