El ex mandamás del equipo Renault, de la Fórmula 1, ha vuelto a ser noticia esta semana. Y no porque haya conseguido una nueva novia 30 años más joven sino por su nueva cara.