El equipo se quedó dos hora más por problemas de neblina en la Ciudad de México.