La actriz de origen dominicano y el receptor de los Saints son algunas de las celebridades que viven muy de cerca el Super Bowl LII.