El Circo del Sol, La Escuela circense y la Asociación Nacional de Artes Circenses, que juntas convirtieron a Montreal en el centro de formación y representación de artes circenses más grande del mundo.