A Eusebio Sacristán, entrenador de los “Txuri Urdin” no le gustó que el delantero mexicano se ausentara de un entrenamiento por asistir una noche antes a un concierto en Madrid.