El combate se vendió como una de las peleas entre mexicanos más destacadas de los últimos tiempos y se recordará como la peor pelea entre mexicanos de la historia.