El histórico guardameta de la Juventus asegura que nació para jugar este tipo de partidos de la competición continental.