Horarios

Y la palabra para definirla es: humillados, y es que después del quinto gol andino, Charles Aránguiz vio en la cara del Chicharito el sentimiento de todo el el equipo mexicano.