El equipo colombiano se iba a enfrentar al conjunto brasileño por el título de la Copa Sudamericana.