El exjugador inglés, pionero en utilizar su imagen para publicidad, celebró en familia sus 42 primaveras.