Figuras referentes de sus equipos como Lionel Messi, Andrés Iniesta y Cristiano Ronaldo estuvieron a punto de ser fichados por equipos que hubiesen cambiado la historia actual.