El técnico portugués cree que merecieron más porque jugaron mejor que el rival, pero se marcha contento con la ventaja.