Chelsea y Arsenal se enfrentarán en el Estadio Olímpico de Bakú, que se estrenará como sede de una Final europea.