El delantero mexicano de nuevo le demostró a Julen Lopetegui que es garantía cuando arranca un partido y en competencia europea.