Horarios

Sáb.Dic.07 11:00 PM EST
Lun.Dic.09 11:35 PM EST
Mar.Dic.10 11:35 PM EST

Sin Chicharito Hernández, Sevilla espera mantener su dominio en Europa League

SEVILLA, España.- El Sevilla anunció este jueves la lista de dieciocho jugadores para el partido de la Europa League de esta noche ante el Dudelange luxemburgués, en la que está al delantero israelí Munas Dabbur y en la que faltan otros como Jesús Navas, el brasileño Fernando Reges, los argentinos Éver Banega y Lucas Ocampos o el mexicano Javier Chicharito.

El entrenador del equipo hispalense, Julen Lopetegui, eligió a dieciocho jugadores para la cita en el Sánchez Pizjuán, de la tercera jornada de la fase de grupos del torneo continental, y en ella destaca la presencia de Dabbur, quien nunca ha sido inscrito para un partido de LaLiga Santander en las primeras nueve jornadas pero que si disputó algunos minutos en las segundas partes de los dos anteriores encuentros de la Liga Europa.

Entre el partido del pasado domingo, también en el Sánchez Pizjuán ante el Levante (1-0), y el del próximo domingo en el mismo escenario ante el Getafe, el técnico guipuzcoano ha dado descanso a muchos habituales titulares y ha incluido entre los citados a un centrocampista del filial como José Mena.

La convocatoria la forman los porteros Vaclík y Bono, los defensas Pozo, Koundé, Diego Carlos, Sergi Gómez, Escudero y Reguilón, los centrocampistas Gudelj, Jordán, Mena, Óliver Torres y Franco Vázquez; y los delanteros Rony Lopes, Bryan Gil, Munir, Dabbur y De Jong.

El Sevilla recibe este jueves al modesto Dudelange luxemburgués, en la tercera jornada del Gupo A de la Europa League, con la misión ineludible de alargar a tres su pleno de triunfos para reforzar su liderato y, con muchos cambios previstos en el once, ratificar su condición de favorito en el torneo del que es pentacampeón.

En el ecuador de su trilogía de partidos en sólo ocho días en el Ramón Sánchez Pizjuán, tras ganar el domingo en Liga al Levante (0-1) y en medio de la visita del próximo domingo del Getafe, los sevillistas quieren evitar cualquier despiste o confianza y aguardan con el máximo respeto a un débil rival, a priori la "cenicienta" del grupo.

La única consigna en los hispalenses, líderes con 9 puntos al solventar sin problemas sus dos primeros duelos contra el Qarabag (0-3) en Bakú y el APOEL de Nicosia (1-0), es salir con concentración y hacer las cosas bien ante el campeón de Luxemburgo, que suma 3 puntos tras dar la sorpresa en Chipre (3-4), luego empañada al caer por 1-4 en casa frente a los azerbaiyanos.

El conjunto de Julen Lopetegui, sexto en LaLiga, ha recuperado las buenas sensaciones para esta tercera cita de la fase de grupos de su competición fetiche por sus cinco títulos (dos como Copa de la UEFA en 2006 y 2007 y luego tres más seguidos en 2014, 2015 y 2016 con su actual denominación), con un saldo hasta ahora de 4 goles a favor y ninguno en contra.

Es el segundo doble enfrentamiento del Dudelange con un equipo español y, curiosamente, su segunda visita por segundo año consecutivo a la capital andaluza: la pasada campaña se midió con el Betis, el 'eterno' rival del Sevilla, perdió en el Villamarín (3-0) -sólo aguantó el primer tiempo- y empató 0-0 sobre un campo helado en su país.

Se prevé que Lopetegui vuelva a revolucionar el once, como ya hizo ante el APOEL y, en menor medida, en Bakú, ante el exigente calendario que tiene por delante -7 partidos en 22 días entre el reciente parón liguero y el próximo- y para tener enchufada a toda la plantilla y premiar el buen trabajo de quienes están jugando menos.

La única baja por lesión del central luso Daniel Carriço.

En el F91 Dudelange, su entrenador, el belga Bertrand Crasson, sustitudo a mediados de septiembre de su compatriota Emilio Ferrera, es consciente de la gran superioridad del Sevilla y afronta la visita al pentacampeón de la Copa de la UEFA/Liga Europa con todos los respetos y el recelo posibles, pero con la máxima ilusión.

Salvando las distancias entre el potencial del APOEL y el Sevilla, el clavo ardiendo al que se agarra el equipo luxemburgués, y aunque atraviesa un mal momento al ser noveno en una liga muy menor como la suya, es a su victoria en Nicosia (3-4) en la primera jornada del grupo para intentar dar la campanada en el Sánchez Pizjuán.

Para intentar lo que, a priori, sería casi un 'milagro', como reconocen los directivos de este modesto equipo semiprofesional, fundado en 1991 y radicado en una ciudad del Gran Ducado de poco más de 20.000 habitantes, tiene la baja por sanción del central galo Mickael Garos, expulsado contra el Qarabag, y algunos tocados como el medio alemán Mario Pokar.

Aún así, le mueve la ilusión de seguir haciendo historia, después de que la pasada campaña se convirtiera en el primer equipo de su país en jugar la fase de grupos de un torneo europeo, de haber superado tres eliminatorias en ésta para repetir la gesta y de haber ganado doce de las quince últimas ligas de Luxemburgo, las cuatro últimas de forma consecutiva.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!