Horarios

Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Sáb.Nov.07 12:00 AM EST
Marouane Fellaini de Manchester United celebra con Antonio Valencia después de anotar un gol, jueves 11 de mayo de 2017, durante un partido entre Manchester United y Celta Vigo por la semifinal de Europa League, en Manchester. EFE

Martín Onti: Como en los viejos tiempos

MADRID, España.- Como en los muy viejos tiempos y con sentimientos encontrados. Tanto para el Manchester United como para el Ajax de Amsterdam volver a jugar una final de una competencia europea, aunque esta sea la de la Europa League, es en la actualidad tocar el cielo con las manos. Algo que también debería serlo para sus técnicos, Jose Mourinho y Peter Bosz, aunque más debiera significar para el laureado estratega portugués que para el entrenador holandés.
 
 
 
Para llegar a recrear momentos gloriosos de un pasado feliz, que data del 2008 para los ‘Red Devils’ y del más lejano aún 1995 para los ‘Ajaxianos’, los de Mou y los de Bosz tuvieron que, angustiosamente, dar cuenta en semifinales del Celta de Vigo y del Lyon francés respectivamente y quedar posicionados rumbo a Estocolmo, la capital sueca, donde estarán decidiendo quién es el mejor equipo de los de la segunda categoría en el fútbol europeo.
 
 
 
Hecha la salvedad, se podrá entender entonces el alcance en la actualidad de dos entidades que poseen entre ellos 7 títulos del fútbol más granado del Viejo Continente a través de su historia y lleven tanto tiempo sin conquistar la tan ansiada Champions League, el galardón de mayor consideración a nivel de clubes en el entorno mundial.
 
 
 
Los 4 trofeos de los holandeses -1971, 1972, 1973, 1995- conseguidos la mayoría cuando aquella excelente camada de niños prodigios de los años ‘70 maravillaron al mundo con sus éxitos, y los 3 conquistados por los ingleses -1968, 1999 y 2008-que les llevó a estar en el mapa de la nobleza futbolística de Europa, son el pasaporte para buscar el camino del retorno a la plataforma de las instituciones mejor consideradas en la escala del fútbol planetario.
 
 
 
El 24 de mayo en Estocolmo uno de ellos volverá a codearse con la gloria, aunque en escala menor, del balompié europeo. Faltará solamente que lo que solía ser la vieja Copa de la UEFA sirva de aliciente para, haciendo hincapié en los viejos tiempos, redescubrir  que haber estado sentado en la mesa de los grandes sigue siendo más redituable a todo nivel que hacerlo en la de la cocina.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!