Para el técnico blanco no hay elección, el Real Madrid deberá pelear por ganar la Liga y también la Champions League.