El operativo de seguridad para los juegos de este miércoles, será más fuerte tras el ataque con explosivos contra el autobús del Borussia Dortmund.