El portero merengue admite lo difícil que fue vencer al Atalanta en la ida de los octavos de la Champions League.