Él es ahora mismo el gran salvador del Barcelona y tiene claro qué ocurrió en las dos últimas y bochornosas eliminaciones en la Champions.