Durante el partido entre Tottenham y Olympiacos, el técnico portugués tuvo un detalle que jamás será olvidado por un jovencito.