Llegaron a las semifinales por octavo año al hilo y es el club al que la UEFA le emite el cheque anual más suculento. Si Florentino se va de compras, puede traer a quien sea al precio que pidan.