Tras su polémico partido en la cancha del Slavia de Praga en la Champions dejaron un rastro de residuos con todo tipo de objetos.