El técnico del Barcelona compara el resultado de Turín con el partido de ida de los octavos de final frente al París Saint-Germain.