El entrenador es optimista ya que su equipo no tiene nada que perder y lo arriesgará todo ante la Juve.