El entrenador del Barcelona se responsabilizó por la derrota en Turín, donde su equipo cayó goleado por la Juventus.