El conjunto blaugrana recibió abucheos tras empatar con el Slavia Praga en Champions y el defensa español trata de “calmar las aguas”.