El club alemán, verdugo del Atlético de Madrid del “Cholo” Simeone, se ha ganado a pulso su grandeza en pocos años.