El goleador sensación de la competencia europea buscará hacer historia con su club, aunque tenga que romper un poco su corazón.