Los campeones del mundo vuelven a brillar, tras llegar a la gran final de la Champions League entre la Juventus y el Real Madrid.