El futbolista argentino fue víctima de reclamos provenientes de los aficionados culés, quienes no estaban ¡nada contentos!