El Santiago Bernabéu se vistió de gala y repleto de hinchas merengues recibió al equipo con grandes festejos