Según fuentes españolas, el brasileño recriminó al guardameta el error en el 1-1 y la discusión derivó en un conato de pelea.