Mucha curiosidad ha generado la decisión del equipo merengue de alojarse en un lugar que podría pagar cualquier mortal.