Una final de Champions casi no necesita motivación extra para los jugadores, pero por si acaso en la Vecchia Signora han grabado un vídeo con un contundente mensaje.