El mexicano se quedó con las ganas de trascender con los “Dragones” en Champions League, luego de ser víctima del Chelsea y una de sus estrellas.