Al jugador de Liverpool no le importa que no haya llegado a la final de la Champions.