El estratega argentino confía en su equipo, pero considera que los portugueses parten como favoritos para clasificarse.