De conquistar el título en Cardiff, sería el primer equipo en 27 años en lograr dos campeonatos de forma consecutiva.